Archivo de la categoría: Crítica

Cita

En los últimos meses han habido varios intentos fallidos de desahucios, esto ha sido gracias a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca. Quienes, en pequeños actos tintados de heroicismo (aunque no se haga el debido caso a la sentencia que dice: “el pueblo unido jamás será vencido”), han hecho claudicar a los poderosos banqueros. Desde hace mucho tiempo, el debate sobre la ley de las hipotecas se está calentando. Cada día son más los que se posicionan del lado del pueblo, del lado de la justicia. Ya que aunque parezca mentira esta ley está hecha en favor únicamente de aquellos que dan las hipotecas, en una especie de paraíso legal, donde no tiene derecho sobre su vivienda aquél que la está pagando si no el banquero de turno.

No parece nada justo que si tú estás pagando una hipoteca a 40 años (menos es casi impensable hoy en día) con unos intereses que doblan el valor real de la misma, si un día dejases de pagar porque tu situacón económico-laboral no te lo permite, la vivienda pase a ser propiedad del banco que te otorgó (frotándose las manos)  la mentada hipoteca. Pero aún no acaba aquí la cosa, en dejarte en la calle sin casa, sino que además, debes acabar de pagar esa casa, la cual el banco subastará a un precio aún mayor que el que tú estabas pagando por ella.

Conclusión: No tendrás casa y tendrás una deuda con el banco de por vida por algo que ya no es tuyo. Mientras él -el banco- seguirá produciendo beneficios con lo que era tuyo.

Hoy en varios diarios se hacía eco de esta noticia:

http://www.20minutos.es/noticia/1122805/0/policias/madrid/desahucio/

Más de un centenar de policías ayudan a desahuciar a una mujer y su familia por el retraso en el pago del alquiler. Pero la Plataforma de Afectados por la Hipoteca junto a muchos manifestantes consiguieron por tercera vez, que no pudieran echar a la familia afectada. Ni los más de 120 policías consiguieron que el banco les expropiase de su casa.

¿Alguien cree necesaria esa presencia policial?

A la policía le pagan su sueldo cada uno de los ciudadanos, no un banco cualquiera. ¿Cómo puede estar entonces del lado de quien nos explota cada día más? Si un día les toca a ellos (un policía) ser expropiados se acordará mucho de estos casos.

Por último, una breve reflexión.

Quien le da poder a un banco es cada uno de los ciudadanos que depositan en él sus dividendos. Quien hace que tenga poder un rico o un mandatario es cada uno de los ciudadanos que hacen posible que esa relación se dé.  Es decir, el poderoso lo es porque existen muchísimas personas que depositan en él dicho poder, pero sin la gente el poderoso no es nadie. No puede haber poder sin pueblo sobre el que se ejerza, no puedo haber riquezas si no hay quien las produzca. Somos nosotros quienes producimos y engordamos con nuestro sudor las riquezas del rico. Y somos nosotros quien hacemos posible que alguien tenga poder sobre un pueblo. Sin pueblo no habría ni lo uno ni lo otro.

Si nos diéramos cuenta de que tod@s (y repito, tod@s) somos los que unidos tenemos el real poder sobre un sistema o sociedad, el rico o el poderoso no haría lo que quiere. Pero ya desde los Romanos el ‘divide y vencerás‘ o el ‘pan y circo‘ hacen que las personas que integran las sociedades no sean conscientes de ello, y si encima se usan mil artimañas para infundir miedo, el resultado es un pueblo paralizado y pasivo que no tiene el valor y el coraje de luchar por sus verdaderos derechos, y recordarle al poderoso, que sin el pueblo no hay poder, que sin el pueblo no hay sociedad, ni riquezas, ni nada…

El pueblo es quien realmente manda, sólo hace falta que se dé cuenta de ello.

¡STOP Desahucios Ya!

Anuncios

Hartosis: “No me fumes, que me matas”

Estándar

Hartosis: Patología que provoca malestar existencial ante las injusticias e incongruencias del ser humano.

Podéis imaginar por donde van hoy los tiros… La nueva ley antitabaco implantada a partir de este nuevo año, ha vuelto los lugares de ocio en sitios surrealistas. Sales a disfrutar de un rato para explayarte y te encuentras a gente agolpada en las puertas de los locales, todos con su cigarro en sus manos temblorosas, atabiados con jerseys, chaquetas y bufandas, pasando un frío enorme (Veremos cuántas bajas se cogen este invierno por este motivo).

¿Que está pasando Señoras y Señores? Nos implantan porque sí, una ley

Uno de tantos exagerados anuncios de campañas antitabaco.

antitabaco en la que poca capacidad de decisión ha tenido la gente. Abanderando un sinfín de afirmaciones malintencionadas (malintencio- nadas por su uso malintencionado, y de carácter falseante) se aboga por un mundo sin humos. Pero si los impuestos sobre el tabaco son tan grandes que si nadie fumase habría una nueva crisis económica, que no justifico con ello que no tenga sentido la ley, sino el planteamiento inicial de como está todo montado.

Pero, ¿no causa más daño a la salud mundial la contaminación que el tabaco? Sí, pero las poderosas marcas de coches -por ejemplo- deben agotar sus stocks de coches contaminantes antes de sacar los eléctricos, los cuáles son carísimos en estos momentos aún siendo mucho más económicos en su fabricación. Además, el mantenimiento de éstos es baratísimo, pero a la industria del petróleo y la automoción no le interesa que salgan al mercado para evitar sus pérdidas. Mientras, sigamos jodiendo el planeta, claro. Produce mayor número de enfermedades la alimentación precaria (no hace falta decir, que es la causa de más muertes en el planeta, la desnutrición). ¿Por qué no se persigue a la industria alimentaria? Si ellos son los culpables del maltrato a animales, de torturas, etc. Esos pollos cebados con embudos, atrofiados de cuerpo entero, o esas gallinas obligadas a poner huevos con miles de técnicas horripilantes, o esos pesticidas que nos van llenando el cuerpo de química mortal. O por ejemplo, la industria de la cosmética que  no explica de donde salen sus tratamientos, los cuales vienen de salvajadas que si conociésemos no usaríamos. O los aerosoles que sabemos desde hace muhcos años que destruyen la capa de ozono y se siguen usando y fabricando. O la falta de un reciclaje digno… No, estos casos parecen no existir… ¿Por qué no se hace lo mismo con el alcohol causante de tantos problemas de salud y sociales?  Una cosa sí, otras no… Parece que esto es una veleta que tal sopla el viento todos a mirar a Cuenca, o a la Meca.

Lo peor para mí punto de vista es el control brutal de conductas que se

Otro anuncio manipulador de la opinión.

ejerce. Este tipo de leyes nos obligan a vivir situaciones que deberíamos decidir si somos nosotros los que las queremos vivir. Enfrentarnos a fumadores y no-fumadores, dividiendo un poco más a la gente, para generar discordia. Esto es peor que alguien tenga que salir a fumar a la calle, pero de este tipo de cosas no nos damos cuenta, claro.  El divide y vencerás de Julio César nunca ha pasado de moda, y el sistema lo sigue aplicando desde el inicio de la historia como medio de control de lo social. Mientras no estemos unidos no somos peligrosos para desestabilizarlo, y eso seguirá siendo así mientras les dejemos.

Primero le decimos a los bares y demás comercios que se adecuen a la normativa y acondicionen sus establecimientos a zonas de humo y sin; ahora después de varios de miles de euros gastados esas reformas se las deben comer con patatas porque ya carecen de funcionalidad alguna. No tenemos porque fastidiar a nadie por fumar en público, ya cometaba que sufrimos más la contaminación y no hacemos nada para apaliarla. El fumador pasivo debería poder decidir, si acude a un lugar de fumadores o de no fumadores, si es consecuente con el cuidado de su salud o simplemente se queja de un humo que no es el peor de sus problemas. Nunca mejor dicho, se trata de una cortina de humo para confundir y manejar la opinión pública.

Veremos cuántos años dura esta ley, o cuántos lugares de ocio cerrarán sus puertas (en Irlanda 1 de cada 3 pubs tuvo que cerrar por falta de clientela después de la imposición de este ley en ese país).

Hoy siento que soy un poco menos libre. Menos libre de decidir si quiero joderme la salud con un cigarro en la boca. Menos libre por decidir lo que quiero o no para mi vida. Como si fuese inepto para decidir, deciden por mí. De la misma manera esta falacia sigue repitiéndose. Si soy ignorante para representarme y por ello debo votar a un representante político que lo haga por mí (definición de la tan sobrevalorada democracia), ¿no soy igual de ignorante para votar a dicho representante? Sí; pero esto no cuenta, claro porque no interesa. De la misma forma, si debe salvaguardar mi salud un estado político porque yo no lo hago, ¿por qué no lo hace con todo? ¿Por qué no puedo decidir no salvaguardar mi salud? La capacidad de escoger dictamina la libertad de un ser (en un principio), nosotros hoy no conocemos que es eso, ya no existe el libre albedrío y ya no existe tal capacidad de elegir, sino de cometer faltas o irregularidades ante la hipernormatividad que condiciona lo que estamos obligados a hacer. Ya lo decían los ilustrados franceses en un alarde de sinceridad: “La moral de un pueblo es inversamente proporcional al número de sus leyes”. Pensemos entonces qué libertad tenemos, ninguna. Nos hacen pensar que la libertad es escoger ese vestido o esa chaqueta, pero gastar el dinero (consumir) no es tener libertad, ni tampoco digo con ello que lo sea elegir perjudicar a otro. Pero está claro, que sea como sea, esa elección brilla por su ausencia.

Por esto lanzo un grito al cielo proclamando:

¡¡Prohibido seguir prohibiendo!!

Esto NO os lo encontraréis en este Blog.

Hartosis: ‘El Bajón de Año Nuevo’

Estándar

Hartosis: Patología que provoca malestar existencial ante las injusticias e incongruencias del ser humano.


Parece que cambiar de año va unido a festividad y buen rollo, como enterrar las rencillas familiares o amistosas en una noche llena de alcohol, comida y vítores. Pero siempre el día 1 de Enero, cuando despertamos y echamos un vistazo a las nuevas noticias nos encontramos con algo que se ha vuelto una costumbre, como la navideña.

Se trata de las subidas que se hacen de los gastos básicos. Esto es: luz, gas, comida o transporte.

Todos recordamos la típica frase de año nuevo de algún familiar: “ahora ya hay que tener cuidado con el gasto de electricidad que han subido la factura”. Acto seguido sabes te esperan, mínimo un par de días, en que detrás tuyo alguien apaga las luces (incluso dejándote a oscuras), o que la calefacción de la casa ya no está encendida, y vas con bufanda y chaqueta sacando un vahó impropio por donde vayas.

Pues esto no es culpa de familiares o amigos, sino que se debe a que los gobiernos aprovechan estas fechas para, entre festines, reuniones familiares, y demás mandangas alegres, meternos el sablazo padre en las facturas y gastos mínimos. Parece que así le damos menor importancia o no nos enteramos. ¿Pero que sucede si estamos en crisis? Pues no quitarán las subidas típicas en un acto de benevolencia, sino que lo subirán más. Claro, empresas líderes en el mercado con enormes capitales necesitan más dinero que las familias que no llegan a final de mes. Es lógico, ¿no? Pues a mí no me lo parece. Las empresas privadas nunca mirarán por la gente y por sus necesidades, sino por que el gasto sea cada día mayor. Y si no gastamos tanto que hace un par de años, pues te obligamos. Es la voluntad de los que llevan la batuta del mundo… ¡Los grandes empresarios!

Olvídemonos de que un gobierno es quien gobierna. Hace muchos años (por no decir casi un par de siglos), en que quien gobierna es quien más dinero tiene. En el caso de España o Catalunya, son Telefónica, Repsol, Banco Santander, La Caixa, etc… Así que a ustedes, grandes magnates que seguro han pasado el fin de año reventados de billetes de 500€, os digo una cosa:

¡Meteros esos billetes por donde me metéis cada año lo que os da la gana!

El F.C. Barcelona y el Fútbol

Estándar

La resaca del título liguero empañada por el descontrol de siempre.


Hoy amanece el día en Barcelona, como después de haber pasado por la ciudad un vendaval inexistente. La victoria del título liguero por parte del F.C. Barcelona destaca en las portadas de la mayoría de los diarios. Pero al lado, resaltan los incidentes que dicha celebración ha causado. A los destrozos en el inmobiliario urbano, a particulares –como las motos tiradas por las calles-, y a muchos comercios, se unen a las cifras de heridos y agredidos por la excesiva –como siempre- carga policial.

Parece mentira que los mismos medios de comunicación que dotan de una enorme épica a estos acontecimientos, sean luego los primeros en censurar las “desmedidas explosiones” de júbilo que ellos mismos han encendido. Es un juego hipócrita que ya no se esconde, el hacer que la gente desayune, coma y cene con noticias manipuladas. En este caso, el fútbol ha adquirido tal magnitud que ya parece incontrolable. Las noticias deportivas se transforman en historias de épica. Para hablar de un conjunto o un partido se utilizan imágenes de películas épicas como Braveheart, o incluso, acompañan las imágenes con las canciones más conocidas de otras tantas películas de guerra.

Como diría Borges, vivimos en un mundo que no cree en la épica, y debemos reinventarla de nuevo. Lástima, que se haya escogido esta forma tan antigua, la del “pan y circo”. Aunque de pan poco, que estamos en crisis.

Hoy en día, el fútbol –o el deporte en general- se ha transformado en la forma de guerra actual. Los de un bando odian a los del otro, y sus ejércitos –los jugadores y equipos-, luchan por su gente para brindarles la victoria. Recordemos aquellos Juegos Olímpicos en plena guerra fría, ya que para los bandos implicados aquello fue otra batalla más. La hegemonía y la superioridad ya no se demuestran bélicamente, sino con factores más sutiles.

 

La única diferencia entre esta foto y una imagen de una película épica de romanos, espartanos u otros, serían ataviar con escudos y lanzas a esa marabunta de gente enloquecida.Se trata de la viva imagen de la euforia desatada por la cultura.

Así, los medios de comunicación son quienes prenden la mecha de transformar un partido de fútbol en algo más. De transformar el placer de ver a tu equipo competir, en una batalla, en un todo o nada. Y luego, ellos no son responsables de los efectos, sino la gente que rompe un cristal o tira una moto. Nunca justificaré esas conductas amorales, pero me parece peor aún, la actitud con la que la publicidad, los informativos y demás medios,   manipulan a las personas y luego se lavan las manos.

Tú, anima y compra productos de tu equipo, compra diarios, siente lo que yo quiero que sientas, siéntete excluído sino sigues lo que decimos, piensa lo que digo que pienses; para después ser un número más de adquisición de materias, un número más de shares televisivos; uno más, que estará solo cuando de verás nos necesites.


(Foto de los incidentes en el centro de Barcelona en la calebración de uno de los títulos ganados por el F.C. Barcelona el año pasado.)

 

Que se lo digan a alguno de los pobres jóvenes que sin comerlo ni beberlo, volvieron a casa heridos, no por los demás, sino por la propia policía.  Teóricamente, aquella que vela por tu seguridad. Y los medios no hablaran de esos casos siendo los causantes de tales efectos. Bajo las formas más sutiles vienen los engaños.

Parafraseando, que me cuiden de las aguas mansas que de las bravas ya me cuido yo solito…


Lo Cultural & Lo Político

Estándar

Lo Cultural y Lo Político,

partes de un mismo árbol.


La Decadencia. (3/3)


Desde siempre para la humanidad; es decir, desde que el ser humano se le considera tal; la cultura y la política han ido cogidas de la mano. Ya en la era del paleolítico los preceptos culturales –escasos aún en comparación con hoy- condicionaban la forma del orden social, o viceversa –si se prefiere-.

El origen del término político, del griego πολιτικος con pronunciación figurada: politikós, quiere decir ciudadano, civil o relativo al ordenamiento de la ciudad. El término fue ampliamente utilizado en Atenas a partir del siglo V antes de Cristo, en especial gracias a la obra de Aristóteles titulada, precisamente con el mismo nombre, “Política”. El mismo Aristóteles definía al ser humano como un animal político por excelencia. En otros momentos históricos como en otras corrientes ideológicas, se ha considerado al humano, todo lo contrario; un ser asocial, por ende apolítico. Pero si seguimos con lo que un diccionario nos diría sobre el término, como el de la RAE: también se define como política a la comunicación dotada de un poder y relación de fuerzas. Por lo que, prácticamente abrimos el concepto a un basto abanico de posibilidades en cualquier relación entre dos o más miembros de un colectivo, sólo considerando dotado de dicha política, a la raza humana. Por tanto, a diferencia del mundo animal, debemos añadir, aquello que distingue nuestra asociación en colectivos y su regulación, de la misma expresión de otras especies.

¿Qué es entonces eso que nos distingue? Básicamente, podríamos decir que es la capacidad de dudar y plantearse (o replantearse) las formas de orden en las que nos vemos sumidos. Y la frecuencia o nivel de crítica, nos hace separarnos más en pro de encontrar aquella que se considere como la forma idónea.

 

(…)

 

 

*(Artículo completo)

 


Campaña “estosololoarreglamosentretodos.org”

Estándar

Artículo sobre la Campaña “estosololoarreglamosentretodos.org”

Este escrito pretende denunciar el trato que recibimos como conciudadanos de una sociedad déspota y cruel. Digo una sociedad haciendo alusión a que es una única sociedad teóricamente cosmopolita la que impera por todo el mundo, y ésta se basa en un principio básico, la economía capitalista.

(…)

¿Cómo es y de qué trata esta campaña?


  • Consiste en una campaña de estilo viral; es decir, de rápida propagación, de composición sencilla y aparentemente inocente. Pero como los virus esconde una vertiente oscura y sospechosa.

  • No tiene ningún logo ni marca visible, seguramente para hacer ver una neutralidad en el mensaje. La presencia de personas famosas y anónimas se entremezcla para darle un tono más cercano. Pero realmente no se dice explícitamente quien está detrás de dicha plataforma.

  • Se usa una página de Internet con dominio .org, en vez de .com; ya que las segundas son para empresas (mayoritariamente) y las primeras no están tan vinculadas al ánimo de lucro. Otro dato que hace creer que no tiene relación directa con entidades del panorama económico.

  • La campaña hace hincapié en que el problema de la crisis económica es de tipo psicológico o mental. Que se trata de una falta de confianza. Y con esta misma bandera surge la fundación confianza (http://fundacionconfianza.es/), que si visitamos su web vemos que las cosas no son lo que parecen a primera vista. Ya que podemos encontrar a aquellos que no tienen nada de benefactores reconocidos sino más bien de exponentes claros del mundo capitalista que ahora se llenan la boca de palabras o expresiones como: responsabilidad social, ser positivos, el esfuerzo de todos, confianza, etc…

  • Se fomentan las ideas productoras de riquezas, particulares a primera vista, pero claramente con reminiscencias a un beneficio global. A fin de cuentas, que los adinerados –interesados- no pueden seguir creciendo si nosotros no somos el vehículo que les lleve a ello.

(…)

La humanidad no es materialista, por mucho que se esfuercen en hacernos creer que así la conseguiremos, comprando y gastando como sumisas ovejas que siguen a un pastor camino al matadero.

(…)

Artículo completo en:

http://www.articulosletrasamontonadas.wordpress.com